Casas de vacaciones en España: alojamiento de bajo coste para tiempos de crisis

02 Ago Casas de vacaciones en España: alojamiento de bajo coste para tiempos de crisis

Hoteles Temáticos - TravelgenioAquellos tiempos en los que la principal manera de encontrar un alojamiento de verano pasaba por adquirir un hotel o apartamento a toda costa. En la actualidad no son pocas las opciones para encontrar una residencia de verano que resulte económica aceptable.

De hecho, proliferan los estudios de particulares, chalet rurales y costeros así como los loft en plena ciudad. Ante todo, esta tendencia se ha ido intensificando a medida que la crisis económica ha avanzado.

Frente al hospedaje clásico que ofrece habitaciones por una media de 50 – 100 euros por noche en habitación doble, se alza esta nueva tendencia en la que, después de una búsqueda, se pueden hallar viviendas vacacionales para un mes por poco más de 300 euros.

Consejos para encontrar una casa de vacaciones en España

  • Buscadores de alojamiento. En los motores de búsqueda se tienden a dividir entre hoteles, apartamentos y otros alojamientos, optar por los apartamentos es una de las opciones a las que más partido se le podrá sacar puesto que en muchos casos aparecen.
  • Alojamiento rural. Para los que no teman huir del mundanal ruido, podrán disfrutar de alojamientos en Asturias o Albacete por precios que sorprenden por su carácter asequible. Se debe buscar la no masificación.
  • Alojamiento costero. Este tipo de hospedaje es relativamente más costoso pero no tanto como pueda parecer. Solamente se debe tratar de buscar pueblos costeros de poca tradición turística.
  • Mejor en coche. Para poder sacarle todo el jugo a las vacaciones en una casa de este tipo es inevitable el uso de un vehículo puesto que en muchos casos las casas se encuentran en zonas bellas pero aisladas. De hecho, este es uno de los principales atributos.

Las mejores comunidades de casas vacacionales

Chalets rurales en Asturias: Aunque la zona más conocida de turismo rural en Asturias sea Llanes, lo cierto es que las Polas suelen ser mucho más aptas a este respecto. Pola de Allende o Pola de Siero pueden ofrecer casas rurales privadas en las que si se va en grupos de 4 a 6 personas puede resultar económico. Del mismo modo, en la zona de las cuencas mineras (Lugones, etc) también se pueden encontrar alquileres extraordinariamente baratos.

Albacete, esa gran desconocida: A dos horas de las ciudades costeras de referencia en materia de turismo, muchas casas en pequeños pueblos de Albacete cuentan con precios de menos de 200 euros al mes que se mantienen en el periodo vacacional. Ante esto, el turista puede dudar por el hecho de poder sentirse aislado o puede tratar de aprovechar una gran oportunidad de conocer las inmediaciones y diversificar las vacaciones entre entorno rural, entorno playero y visitas culturales a las ciudades que se encuentren a menos de 3 horas.

Madrid y Barcelona se visten de verano: Las casas de vacaciones en Madrid o Barcelona existen o, más bien, a una distancia de entre 20 y 40 kilómetros de las mismas. Optar por elegir una casa de vacaciones en alguna de las pequeñas poblaciones de la periferia puede llegar a ahorrar la friolera de 500 euros a los compradores más avispados.

Galicia desde otra perspectiva: No todo son Rias Altas y Baixas en Galicia. Muy al contrario esta comunidad es rica en su entorno rural. Se puede probar a hospedarse en una casa en O Padrón (Lugo) o Chantada (misma comunidad).