Cinco motivos para viajar a Andorra en invierno

14 Mar Cinco motivos para viajar a Andorra en invierno

Vacaciones blancas, estaciones de esquí - TravelgenioEl Principado de Andorra se sitúa en una zona de excepcional valor natural como son Los Pirineos y es uno de los destinos más tradicionales de invierno para una parte de españoles y de viajeros internacionales que van a este rincón de la geografía europea a practicar deportes de invierno.

Andorra tiene varias estaciones de esquí de gran calidad como Grandvallira, Vallnord o Naturlandia, que engloban multitud de pistas esquiables cuyo centro neurálgico es Soldeu, que alberga los juegos olímpicos de invierno junto a su capital, Andorra la Vieja. Andorra, además, ofrece al viajero una gran oferta cultural y de ocio en todas sus poblaciones, destacando su enorme conjunto arquitectónico, que reúne en pocos km cuadrados la gran parte de monumentos románicos del territorio peninsular, como la Iglesia Santa Coloma, del siglo IX-X y que constituye una verdadera joya del medievo.

Viajar a Andorra es una elección acertada para todos aquellos que desean conocer un lugar donde el invierno tiene su casa y donde los servicios y calidad de sus alojamientos son de estimable calidad. Para ayudarte a elegir Andorra como tu próximo destino para las escapadas que quedan por hacer este invierno te presentamos a continuación 5 importantes ventajas de las muchas que tiene visitar este rincón al norte de España.

1- Su cercanía

El Principado de Andorra es un país diferente y único, pero podemos encontrarlo cerca de casa, sobre todo para todos aquellos que viven en Aragón o Cataluña. Con Andorra no hace falta viajar a nacionalidades cercanas para descubrir otra nacionalidad y otra cultura diferentes, y que al mismo tiempo es muy similar a la nuestra, con lo que el visitante se sentirá como en casa estando en otro entorno que no es el suyo propio.

Además, Andorra está excelentemente comunicada gracias a una red de transportes exclusivamente terrestres que no incluye tren ni aeropuerto -el más cercano es el de Lérida y es una estupenda opción para llegar a la zona- con líneas regulares de autobús que funcionan de una manera perfecta conectando Andorra con todas las capitales europeas y por supuesto las ciudades españolas.

2- Sus impuestos más bajos

Gracias a unos impuestos más bajos, Andorra ha podido incentivar de manera espectacular su comercio, lo que se refleja en unos precios más bajos que repercuten en el viajero con presupuesto ajustado cuya manutención, alojamiento y salidas le costará bastante menos de lo que pagaría en cualquier otro destino de invierno de Europa.

Con ello, Andorra, además de ser un destino ideal para practicar deportes de invierno es un destino perfecto para las compras, ya que la ciudad alberga además amplias zonas comerciales y multitud de tiendas en sus calles, donde el visitante puede encontrar artículos como aparatos electrónicos, perfumes o de consumo diario que pueden adquirir a un precio único.

3- Su turismo de calidad

Andorra alberga una larga e importante tradición turística que concentra la mayor parte de sus visitantes en la temporada de invierno. Pero la zona resulta igualmente perfecta para visitar tanto en la temporada estival como en la primaveral, cuya naturaleza se muestra en todo sus esplendor y la oferta cultural y repleta de fiestas y tradiciones cubre las expectativas del turista más exigente. En Andorra se concentran también varios de los centros de relax más importantes de Europa, combinando la opción de deportes de invierno y eliminación de estrés en instalaciones termales únicas como Caldea, que ofrecen distintas terapias y tienen estupendas ofertas a lo largo de todo el año.

En cuanto a alojamiento, la calidad de sus casas rurales, hostales, apartamentos y hoteles de invierno en las pistas de esquí es excelente y los precios tremendamente competitivos, ofreciendo al huésped un servicio total que incluye la mejor gastronomía propia tanto en sus restaurantes como en aquellos repartidos por toda la zona y que se complementa con una buena oferta de ocio nocturno, amena y de igual calidad.

4- Su hermoso entorno rural

Andorra es un destino ideal para hacer turismo rural, con poblaciones de enorme interés cultural por su origen medieval con hermosos monumentos de la época y por su eminente valor ecológico y oferta de actividades relacionadas con la naturaleza, tanto en invierno como en su temporada estival.

Para disfrutar de un descanso total hay que alojarse en las poblaciones más alejadas a su centro urbano, donde la aglomeración es mucho menor debido a su reducido número de comercios, pero con muchos más puntos de interés turístico cultural y natural. Andorra es la opción perfecta –y por supuesto barata- para un turismo rural de calidad y preparado para hacer pasar al visitante una temporada única en un paraje excepcional dispuesto también con todos los equipamientos turísticos rurales, que incluyen casas rurales y hostales de gran calidad y servicio que además organizan actividades y rutas por el bello entorno circundante.

5- Su ocio, fiestas y tradiciones

Aunque Andorra no es demasiado conocida por su ocio, en este pequeño país también existen interesantes y amenas opciones de ocio, que se combinan con un estupendo y largo día esquiando en sus pistas y montañas. Su ocio nocturno tiene todo el ambiente y la tranquilidad requeridos en destinos de esta índole.

Sus fiestas locales y tradiciones, muchas de ellas de origen medieval, atraen a los visitantes, que quedan sorprendidos por la belleza de sus fiestas compartiendo la mejor gastronomía con productos de la zona norteña para una jornada más amena y enriquecedora, convirtiendo Andorra en el destino más particular e idóneo para viajar en la temporada de invierno 2013 y demás vacaciones.