Ciudades españolas a las que viajar para “escapar” de fechas festivas

13 Oct Ciudades españolas a las que viajar para “escapar” de fechas festivas

Aranjuez - Viajar con TravelgenioCon el reciente Puente del Pilar ya nos estaba ocurriendo, ¿Verdad? Basta que vivamos en una ciudad en la que unas fechas festivas sean, además, doblemente celebradas para que lo que deseemos sea huir a otros lares más tranquilos. Os proponemos algunas ciudades españolas en las que no existirán problemas de alojamiento en las fechas concurridas y que no carecen de maravillosas opciones de entretenimiento y diversión así como dosis elevadas de cultura. ¡Que lo aprovechen!

10 ciudades en las que no tendrás problemas de masificación en tus vacaciones

1. Teruel: Salvo el fin de semana medieval en el que se conmemora a los Amantes de Teruel, la ciudad amurallada es una urbe perfecta para visitar. Con el nombramiento de formar parte de Patrimonio de la Humanidad junto con el resto de la Comunidad de Aragón debido al arte mudéjar que está impregnado en su Catedral de Santa María y en muchos otros edificios, merece la pena que sea visitada.

2. Lugo: Quizás sea la ciudad amurallada con un entorno mejor cuidado y, sin embargo, es muy poco conocida. Salvo cuando se viaja a Lugo por cuestiones colaterales como el Camino de Santiago, poca es la gente que se plantea Lugo como destino turístico. Nada más alejado de la realidad. Esta ciudad dispone de un casco histórico privilegiado, alrededores plagados de montes y una tradición de tapeo envidiable.

3. Avilés: A galope entre Oviedo y Gijón está considerada ciudad y es perfecto como centro base de nuestras vacaciones o, incluso, de una escapada de fin de semana.

4. León: La catedral de esta ciudad, el barrio del Húmedo y el Musac (el museo de Arte Contemporáneo) son razones suficientes para que nos alegremos los días en la capital leonesa. Aunque, obviamente, durante sus celebraciones populares si que será más complicado encontrar alojamiento, suele ser bastante asequible y, por supuesto, con el aliciente del tapeo al igual que en Lugo.

5. Aranjuez: El palacio Real de Aranjuez es ya una excusa suficiente. Sin embargo no es la única ya que es posible disfrutar del parque del Príncipe, un lugar de ensueño que encantará. Especialmente si se vive en las provincias sureñas de Castilla La Mancha es una muy buen elección para un viaje que sea económico sin dejar de tener mucho qué ver. ¿Mucho cómo qué? Fácil.

6. Palos de la Frontera: Esta localidad de casas blancas no es solamente una elección como cualquier otra sino que se corresponde con un entramado muy atractivo que está ligado principalmente al hecho de poder gozar de las mejores consideraciones. Con una temperatura templada envidiable, es interesante conocer su castillo, la iglesia de San Jorge, el muelle de la Calzadilla, La Rábida, la estatua de Martín Alonso Pinzón, La Fontanilla o la casa museo de Martín Alonso Pinzón. Esta población que tuvo mucho qué ver en el descubrimiento de América por parte de los europeos resulta atractivo.

7. Murcia: Ya solo por la posibilidad de visitar la Manga del Mar menor, merece la pena. Esta costa salpicada de islas es ideal en cualquier época del año. Es una de las bondades del sur de la península que resulta muy interesante para todo viajero. La catedral de la ciudad es uno de esos lugares de interés susceptibles de que sean visitados. También el casco antiguo que cuenta con el palacio episcopal y su ayuntamiento que hará las delicias de los viajeros.

8. Vitoria: La localidad vasca es una de esas poblaciones que, salvo en la Virgen Blanca, su patrona, tiene el número de habitantes y visitantes perfectos sin ser en ningún caso excesivamente bulliciosa ni aburrida. La catedral de la urbe, protagonista de la célebre novela de Ken Follet “La Catedral del Mar”, o su casco histórico con las calles de “Pinto” y “Cuchillería” hacen de esta localidad un destino único, aderezado con los espacios verdes de la población. No sin razón está considerada capital verde por la Unión Europea.

9. Huesca: La ciudad de Huesca nos fascina por la cantidad de obras de arte Mudéjar que se pueden descubrir en sus calles. La iglesia de San Pedro el Viejo. También hay otros lugares de interés como son las murallas, el convento de San Miguel, la catedral de la ciudad, la iglesia de Santa María de Foris o los diversos palacios de la ciudad entre los cuáles se pueden destacar el palacio de Oña, Aísa, Claver, Climent, Villahermosa o el museo provincial.

10. Tarragona: Un ingente patrimonio histórico es lo que podremos hallar. Es el caso de conjunto arqueológico de Tarraco, también el casco antiguo, el anfiteatro, el tarraco arena plaza o la Rambla Nova. Los tesoros de Tarragona no tienen qué ver con la cercanía con la Costa Dorada. En fechas señaladas no se recomienda visitar las ciudades de esta bella costa mediterránea ya que se trata de lugares que estarán caracterizados por la masificación. Si se está huyendo de las celebraciones y de las grandes aglomeraciones de gente, esta será la manera más apropiada. Otros lugares de interés son el balcón del Mediterráneo, la catedral de la ciudad o el Portal de San Antonio. En todos los casos los viajeros hallarán innumerables beneficios entre los cuáles lograr cumplir con todas las expectativas.