Cómo aprovechar las escalas entre vuelos

19 Nov Cómo aprovechar las escalas entre vuelos

Aeropuerto - Vuelos baratos con TravelgenioA la hora de realizar cualquier tipo de viaje fuera del país habrá que barajar primeramente la posibilidad importante de hacerlo con o sin escalas comprando un billete correspondiente, con el fin de ahorrar un presupuesto que, algunas veces, puede resultar bastante significativo. Normalmente, la mención de que existen escalas entre vuelos suele tomarse como un hecho negativo. Sin embargo, esta experiencia puede resultar mucho más gratificante de lo que se cree si se toman ciertas medidas atendiendo a ciertos factores.

Basándonos en la idea de que un vuelo con escalas puede ser bastante más económico hay que empezar la búsqueda del billete que más conveniente nos resulte para nuestro viaje, teniendo en cuenta, sin embargo, que también existe la posibilidad de que haya disponibles ciertos destinos que tengan billetes para vuelos directos que resulten igual o más baratos que haciendo escalas, o bien siendo más caros, habrá que tener igualmente en cuenta el importe necesario del transporte desde el aeropuerto al centro de la ciudad. Tener en cuenta todos estos factores ayudará de manera notable a que nuestro viaje salga por un importe más asequible y económico.

Consejos para aprovechar las escalas entre vuelos

Usualmente los vuelos con escalas se suelen adquirir con el fin de ahorrar, sencillamente porque resultan más baratos que aquellos vuelos que son directos. No en vano, existen viajeros frecuentes que cogen directamente su viaje en pequeños espacios ya que la posibilidad de que el precio final disminuya notablemente es probable. Exceptuando el caso de los viajes de negocios o de unas pequeñas vacaciones en las que la pérdida de unas horas puede significar un trastorno del planning y del aprovechamiento del tiempo perdiendo unas horas de conocer el destino elegido de manera conveniente, estas prácticas suelen resultar bastante ventajosas, ya que la escala puede ser de tan sólo un par de horas mientras el ahorro puede ser bastante más rentable compensando la espera.

Aunque no en todos los casos es habitual bajar del avión, haciéndolo solo cuando el avión debe repostar o cuando hay trasbordo, los pasajeros suelen quedarse durante ese tiempo en la sala de espera. En estas paradas los viajeros no tendrán que preocuparse por sus respectivos equipajes, ya que será la propia compañía aérea la que tendrá la responsabilidad de traspasarlas al avión de turno para continuar el viaje, aunque es conveniente echar en la maleta de mano ropa por si la escala cubre una noche.  Aunque estas paradas suelan verse como un contratiempo negativo, lo cierto es que el viajero puede aprovechar entonces para ir al servicio o disfrutar de un tranquilo café en el aeropuerto, o bien, si la parada es en algún país diferente al de destino, comprar alguno de los productos típicos o algún suvenir del mismo en los establecimientos del propio aeropuerto. Si la escala es de varios días, existe la posibilidad de conocer un lugar diferente sin haberlo planeado con anterioridad, por lo que habrá que reservar un alojamiento adecuado antes de llegar al destino de la escala y hacer un planning adecuado para aprovechar la estancia viendo lo más interesante del lugar.

Por otra parte, nos siempre las conexiones cumplen con el horario establecido, existiendo demoras del vuelo en el que viajamos, perdiendo el avión de conexión. Para estos casos existe un adecuado protocolo de reclamaciones que habrá que consultar con el fin de arreglar ese posible contratiempo de la manera más satisfactoria y adecuada.