Cómo disminuir los efectos del jet lag

29 Mar Cómo disminuir los efectos del jet lag

Pasajeros vuelo low cost - TravelgenioEs la peor pesadilla de los viajeros habituales y de todas aquellas personas que viajan de un modo habitual a través varios meridianos; el jet lag. Supone una alteración del ritmo circadiano (los ciclos de sueño y vigilia que cada persona tiene de forma natural) producido por los cambios de horario que suelen proceder de muchas horas de vuelo.

El jet lag provoca una serie de consecuencias tales como lo pueden ser la irritabilidad, alteraciones en el sueño y, por tanto, insomnio o hipersomnia. Asimismo, puede producir falta de concentración, ausencia de apetito o exceso del mismo, estados depresivos o de ansiedad transitorios, disminución perceptible de la memoria a corto plazo, confusión, astenia y pesadez muscular así como cefalea.

Con el propósito de evitar el temido jet lag existen una serie de prescripciones a nivel médico, anteriores, durante y posteriores al vuelo que pueden ayudar enormemente a que esta desagradable sensación desaparezca. Especialmente para aquellas personas que disponen de poco tiempo, como puede ocurrir en un viaje de negocios inferior a una semana, resultará enormemente beneficioso para no perder ni un minuto del viaje.

Vida sana y saludable

Aunque se tenga la creencia de que el jet lag es solo una cuestión relacionada con el vuelo, el estilo de vida habitual es determinante en el momento de viajar, especialmente para evitar estas molestas secuelas. En primer lugar, se debe mantener el hábito de hacer deporte semanalmente. El deporte ayudará a regular la energía.

En segundo lugar, una dieta saludable dividida en pequeñas comidas, como suelen recomendar los expertos, ayudará en el momento de viajar. Por último, en el caso de que se necesiten medicamentos por cuestiones diversas, se ha de atender a no excederse en su consumo ni evitarlos ya que en ocasiones se necesitarán.

Consejos durante el vuelo

Principalmente se recomienda hidratación así como no consumir bebidas alcohólicas o estimulantes por el alto riesgo que se corre de  que los síntomas del jet lag se hagan más evidentes una vez se llegue al destino.

Asimismo, moverse durante el vuelo en los momentos en los que esté permitido así como tratar de dormir o distraerse durante el viaje mejorará las posibles consecuencias que aparezcan después.

Métodos para disminuir el jet lag

Como ocurre en determinados países en los que se pasan grandes temporadas sin luz como es el caso de Islandia, se llevan a cabo método terapéuticos como es la fototerapia. A menor escala, el jet lag puede producir una pequeña depresión, especialmente en el caso de que el lugar en el que se aterrice prolongue la noche varias horas más. Por eso se recomienda exponerse a la luz del día lo máximo posible con el objetivo de reducir estos desagradables síntomas.

Del mismo modo, caminar resulta muy práctico para poner a funcionar al organismo por lo que intentar dar un paseo nada más llegar –siempre que el horario de llegada lo permita– será muy beneficioso y, además, ayudará a que la persona de se adapte al ritmo de la ciudad de llegada.