Cómo organizar un vuelo de regreso después de un crucero trasatlántico

12 Jun Cómo organizar un vuelo de regreso después de un crucero trasatlántico

Cruceros - TravelgenioA pesar de que en muchos casos se puede conseguir que el vuelo de vuelta después de un crucero trasatlántico sea incluido en el precio final de la agencia de viajes  u oferta, realmente existe la posibilidad de abaratar grandes costes si se decide a buscar el vuelo de regreso personalmente. Por ello, una serie de ideas en cuanto a la organización de este hecho pueden ser de gran utilidad para aquellos que prefieran encontrar un vuelo barato.

Compañías aéreas en América

Un crucero trasatlántico suele ir a parar siempre a una serie de ciudades que están tomadas como las principales tanto en el norte como en el sur. Entre estas se deben destacar; Buenos Aires, Nueva York, San Francisco Y Río de Janeiro. Aunque hay muchas más nos centraremos principalmente en los vuelos a estas.

Vuelos desde Buenos Aires: Los vuelos procedentes de Argentina pueden estar disponibles desde menos de 400 euros por vuelo en el caso de que se encuentre con antelación. Puesto que solo es de ida, el viajero no se tendrá que preocupar de otro tipo de detalles sino que bastará con adquirir el billete con el suficiente tiempo de antelación. Especialmente, resultará más barato desde las Islas Canarias.

Vuelos desde Nueva York: De Nueva York a la península, los vuelos están más bien caros por lo que resultará mucho más deseable tratar de encontrarlos con bastante antelación con precios que oscilan entre los 500y los 900 euros.

Vuelos desde San Francisco: Esta preciosa ciudad es también una de las más inaccesibles a nivel económico por su menor afluencia de turismo peninsular y de las Islas Canarias y Baleares. Sin embargo, si que se pueden encontrar vuelos de ida por 500 euros.

Vuelos desde Río de Janeiro: La ciudad de la samba espera a sus visitantes con los brazos abiertos aunque menos que antiguamente debido al trato recibido a los turistas brasileños que llegan a la península (las medidas para la entrada de españoles se han equiparado). Sin embargo, aun resulta sencillo encontrar vuelos por precios que rondan los 400 o 500 euros.

Crucero a la inversa

Esta noción no es muy recurrida entre la mayor parte de los que hacen viajes trasatlánticos pero resulta interesante desde el punto de vista económico y cultural. Por ejemplo, si se sabe de un crucero en el que se parte de Buenos Aires, ¿Por qué no viajar primero a Buenos Aires, conocerlo durante un par de días y coger el crucero desde allí?