Conoce todos los costes adicionales de un crucero

10 Sep Conoce todos los costes adicionales de un crucero

Cruceros - TravelgenioLas compañías de cruceros de carácter internacional y, normalmente, las más costosas suelen incluir y hacer constar en sus precios los denominados servicios “no incluidos” en la mayor parte de costes de las empresas de cruceros denominadas de bajo coste.

Sin embargo, este tipo de barcos, que nada tienen que envidiar a hoteles de entre tres y cuatro estrellas, cuando ofrecen precios mucho más inferiores de lo habitual en muchos casos están dando una imagen equivocada y mucho más asequible de este tipo de transatlánticos que suelen tener un coste real que duplica e, incluso, triplica el precio base con el que se engancha al usuario.

Determinar con avidez los costes adicionales de un crucero es una de esas tareas que ayudarán a que el usuario tenga unas vacaciones más adecuadas a su presupuesto sin sorpresas, decepciones o apuros económicos.

Costes adicionales básicos

En el momento de reservar el barco, la empresa excluye habitualmente una serie de gastos que son de enorme importancia especialmente si el crucero cuesta unos 300 euros y estos gastos adicionales llegan a superar el precio este o, incluso, lo duplican. Aquí están los más importantes a este respecto:

  • Tasas de carburante: Rara vez el precio del crucero incluye tasas de carburante y, cuando es así, el ahorro ronda entre los 100 y los 300 euros por persona, cifra nada desdeñable para los amantes del ahorro. Por ello, se recomienda encarecidamente tener preferencia sobre los cruceros que incluyan esta tasa ya que, aunque el precio parezca parcialmente más costoso, no lo será en la práctica.
  • Bebidas: Es la gallina de los huevos de oro de los cruceros ya que, aunque es de sobra conocido que en los transoceánicos y barcos de pasajeros hay pensión completa, esta no incluye las bebidas y cobra precios muy altos por estas. De hecho, suelen doblar el precio habitual por lo que pagar un buen vino puede ser similar a adquirir una copa del mismo frente a la torre Eiffel. Sin embargo, cada vez son más los cruceros que disponen de régimen de todo incluido. Esta modalidad en un barco de pasajeros es, sin dudarlo, la más segura para quienes no quieran derrochar ni un céntimo más. Actualmente hay diversas opciones aunque si que es cierto que aparentemente sus precios son especialmente elevados. Lo cierto es que se debe tomar como una inversión ya que esto permitirá al visitante libertad en materia de presupuesto al tener cubiertas las bebidas.
  • Propinas: En un crucero el personal gana más de la mitad de su sueldo mediante las propinas. Es por esto que en la mayoría de los casos, se tendrán camareros amables a las que, normalmente, se suele dejar entre 50 y 150 euros por semana como mínimo. Depende, por supuesto, de muchos factores como la atención pero es un gasto obligatorio para que los trabajadores del crucero puedan tener un salario digno. Por ello, este es de esos gastos irremediables que, además, son la respuesta a una atención personalizada ya que normalmente hay un camarero asignado así como camareros de piso y demás.
  • Paquetes de excursiones: Ante esto, hay una gran controversia ya que, si no se adquieren estas, el tiempo que se está en tierra no se disfruta y adquirirlas es un coste elevado. Existen numerosas opciones para economizar. La primera va en la línea de adquirir tan solo las excursiones que realmente interesen en las ciudades que gusten. Sin embargo, la más low cost será, sin dudarlo, optar por un crucero en el que se pueda disfrutar de relajación dentro del barco y pasear por las ciudades sin ánimo de conocerlas porque si hay algo cierto es que con un crucero las ciudades como Roma no se van a conocer puesto que tan solo se está en la ciudad unas 8 horas. Sin embargo, si que se puede disfrutar de una rica lasaña a muy buen precio y de aquellos monumentos que se presenciarán sin gasto alguno. Sin tensiones y, aun así, disfrutando del viaje. Los cruceros, salvo que se realicen escalas de un par de días como mínimo no son suficientes para conocer una ciudad al completo y el gasto superfluo en excursiones de unas pocas horas lo único que conseguirá será crear ansiedad innecesaria. Además, de este modo se disfrutará más del barco y se podrá gastar algo más de presupuesto en pasar tiempo en el mismo.
  • Otros gastos: En un crucero todo es de pago, desde el spa hasta la estética y otras cuestiones. Es por ello que se tiene que seleccionar muy bien cuales son las diversiones y entretenimientos que se desean aprovechar.

Ahorro de gastos en los cruceros

A pesar de que hay determinados costes adicionales que será imposible evitar, lo cierto es que en la mayor parte de cruceros se permite meter bebidas a parte siempre y cuando se realice de manera discreta ya que hay un vacío legal al respecto. La alternativa para la comodidad del viajero siempre será, no obstante, adquirir un pack de bebidas ilimitadas.

En cuanto a las excursiones, se recomienda informarse de las opciones de free tour, una alternativa a las excursiones que la mayoría de las capitales europeas incluyen y que suele disponer de varias horas. Estas duran unas dos horas y disponen de guía en inglés o en la lengua materna pero, de cualquier modo, se podrá disfrutar de los secretos de la ciudad pagando solo la voluntad al finalizar la visita. Por ello, en el caso de que coincida con las preferencias del usuario será una interesante manera de disfrutar de todo ello.