Consejos para economizar un viaje a Europa

01 May Consejos para economizar un viaje a Europa

Viajes baratos capitales europeas - TravelgenioUn viaje por Europa hoy en día puede conllevar un presupuesto abultado y un amplio coste que no está al alcance de todos los bolsillos, debido al caro alojamiento, el transporte y muchos otros factores que hacen que un viaje por el continente sea algo bastante caro.

A continuación te daremos algunos consejos y claves que pueden abaratar tu viaje por Europa, teniendo en cuenta que algunos de estos pasos requieren bastante tiempo y documentación antes de emprender la aventura.

Tiempo para planificar

Si tenemos en cuenta la premisa de que el tiempo es dinero, no estará demás planificar con bastante antelación nuestro viaje para que resulte bastante más económico.

Las ofertas con antelación son mucho más suculentas en cualquier destino y habrá que ponerse con una labor de documentación importante para poder establecer una pauta de ahorro en cada visita que queramos realizar, averiguando posibles descuentos en entradas, locales de comida baratos, abonos de tranporte y sobre todo reservas adelantadas de alojamiento y de viaje.

Transporte entre ciudades y países

El transporte más económico para viajar por Europa es el autobús, ya que existen diferentes empresas que ofrecen tours por el continente a unos precios muy competitivos y con un buen servicio.

Las aerolíneas low cost , para volar entre países, resultan una alternativa más práctica si no tienes tiempo, pero te perderas muchos de los buenos paisajes del terrotorio continental y además unas buenas horas de poder pernoctar y descansar si viajas de noche.

También en tren existen alternativas como el interrail, que con un abono a precio inmejorable podrás srecorrer ciertas zonas del continente, teniendo en cuenta que estos gastos de transporte suelen aumentar en el mismo viaje por una serie de avatares que son implícitos al viajero.

Alojamiento

Para encontrar alojamientos económicos existen algunos consejos como buscar alojamientos que no sean demasiado céntricos, ya que puedes encontrar excelentes hoteles ubicados en otras zonas que tienen buena conexión en trasnporte público y esto abaratará notablemente el precio.

Otras opciones son la de reservar habitación en la que se comparte baño o si viajas en familia y piesas quedarte tiempo alquilar un apartamento, que va a salirte bastante más barata la estancia si cocinas también en tu alojamiento.

Gastos en comida

En toda ciudad existen restaurantes y locales de comida donde sirven un buen plato a buen precio, pero para ello tendrás que documentarte antes de salir de viaje, y averiguar cuáles son las zonas más barats y los lugares donde se puede comer bien a un precio asequible.

Sino, la mejor alternativa son los pequeños supermercados donde puedes encontrar de todo para reponer fuerzas de la caminata en la ciudad.

Transporte urbano

Aunque en algunas ciudades el transporte público no es barato, conviene moverse en metro o autobús y saber con antelación cuáles son las líneas que se dirigen a los puntos que te interesan con el fin de no perder demasiado tiempo en buscar.

Las ciudades suelen disponer de abonos de transporte que economizará los viajes, y si no otra opción buena en muchas ciudades europeas es la de alquilar una bicicleta, siendo una alternativa sana y más propicia para conocer cada rincón de la ciudad, ya que algunos núcleos disponen de carriles y caminos especiales para este tipo de transporte tan extendido en Europa.

Contratar visitas y excursiones con antelación

Muchas actividades turísticas en Europa no requieren dinero, como algunas entradas a museos gratis o visitas a parajes naturales y por lo general es recomendable organizar tus propias excursiones y visitas, con la ayuda de guías y de la documentación en internet.

Pero siempre hay alguna visita que no puede realizarse sin la contratación de un guía o de una fecha fija, por lo que te recomendamos reservar tu entrada con antelación dese las páginas web disponibles del lugar a visitar y que abaratará sin duda el coste.

Algunos museos venden sus entradas desde internet y además disponen de tarjetas de descuento para visitas generales, por lo que es aconsejable informarse y aprovechar estas ofertas.

En el caso de cambio de moneda

Si vas a algunos países de Europa continental que aún no han entrado en la zona euro o al Reino Unido o Suiza, tendrás que cambiar moneda.

Lo más práctico es hacerlo en alguna de las casas de cambios de los aeropuertos, como los de Madrid Barajas o El Prat en Barcelona, donde no cobran comisión como en la mayoría de los bancos.

También habrá que informarse cuan rentable puede ser pagar con tarjeta de debito o crédito en algunos destinos.

En cuanto a las fechas de tu viaje

Para conseguir que un viaje resulte económico, las fechas de viaje son un factor clave a tener en cuenta.

Algunas fiestas como las navideñas o eventos culturales de relevancia como puede ser el caso de festivales como el Oktoberfest en Alemania, no son una buena época para abaratar un viaje.

La labor de documentación tendrá de nuevo una importancia vital para poder esquivar y reservar lo necesario en las fechas en que los precios no resultan desorbitados. Si lo que realmente quieres es ahorrar dinero de verdad busca ofertas fuera de temporada.