Embarazo y viajes en avión

23 Mar Embarazo y viajes en avión

Pasajeros vuelo low cost - TravelgenioNo existe ninguna ley que impida viajar a una mujer embarazada hasta, como mínimo la vigésimo séptima semana de gestación. De hecho, la mayoría de compañías aéreas aceptarán sin problemas que una mujer embarazada viaje siempre y cuando presente el consiguiente certificado médico que acredite que esta práctica no supondrá riesgo alguno para la madre o para el feto.

No obstante, las aerolíneas tienen su propia política por lo que en el caso de que una mujer embarazada desee viajar en avión, la primera de las indicaciones sería que acudiese previamente a su médico especialista y lo consultara posteriormente con su agente de viajes Travelgenio.

Recomendaciones para el vuelo

Recostarse del lado izquierdo. Esto es inicialmente porque de esta manera será la vena aorta la que quede presionada y no la cava que contiene mejor la presión.

Ropa cómoda. Ante todo, debe utilizar ropa y medias que no presionen ya que en trayectos largos esto puede dificultar la circulación aun más. Del mismo modo, existe la posibilidad de que se lleven vestidos amplios si el clima lo permite puesto que de este modo se estará más cómoda.

Mayor espacio. Este es un punto interesante ya que en muchos casos no se tiene en cuenta antes de coger el vuelo low cost por lo que lo más conveniente será pagar un extra para poder hacerse con los asientos delanteros, libres de pasajeros que puedan delimitar el espacio.

Dos asientos. Esto dependerá enormemente de la economía y de la suerte. Hay que reconocer que en los vuelos low cost resultará casi imposible que haya asientos vacíos pero, teniendo en cuenta que son más baratos de lo habitual, adquirir dos asientos con el propósito de estar más cómoda puede ser, al fin y al cabo , una magnífica inversión.

Caminar en el avión. El personal del avión no pondrá ningún impedimento en ello y se sentirá sensiblemente mejor al poder ejercitar los músculos.

Hidratación. En un vuelo los niveles de deshidratación aumentan por lo que resultará imprescindible hidratarse.

Recomendaciones adicionales

La mayor parte de expertos consultados confirman que viajar durante el embarazo no tiene riesgos para una madre sana pero en el caso de que se tengan riesgos este puede resultar letal causando, incluso, una embolia. Asimismo, se recomienda que, si existe una mínima posibilidad de embarazo adelantado, en los últimos dos meses, se opte por no viajar en avión debido a la posibilidad de que tenga que existir un parto de riesgo. Aunque en los aviones comerciales las cabinas están presurizadas –con lo cual no desciende el nivel de oxígeno-, en el caso de que esté embarazada, trate de no volar en aviones más pequeños de lo habitual en los que si existe un gran riesgo de que bajen los niveles del mismo. Esto puede traer consecuencias fatales para el futuro bebé y para la madre por lo que se deberá cuidar de ello.