Esquí y senderismo en Formigal

11 Ene Esquí y senderismo en Formigal

Vacaciones blancas, estaciones de esquí - TravelgenioPara los amantes de los deportes de invierno existe un destino dentro de nuestras fronteras perfecto para el máximo disfrute en la estación de la nieve: Formigal. Un lugar ideal para una escapada en plena naturaleza de invierno donde el visitante tendrá la posibilidad de esquiar en sus magníficas pistas, disfrutar de una población con encanto alpino y practicar senderismo en sus numerosas rutas.

Formigal, la pista más famosa de Panticosa, se encuentra en el municipio de Sallent de Gállego, en la provincia de Huesca y a escasos metros de la frontera con Francia y ofrece multitud de actividades deportivas y de ocio al aire libre en unas instalaciones que se caracterizan por la garantía de nieve durante la temporada, siendo un destino nacional de invierno perfecto para disfrutar en familia.

Actividades y atractivos de Formigal

La tradicional estación de Formigal siempre se ha caracterizado por garantizar a sus esquiadores y visitante una calidad de nieve extraordinaria para poder practicar con total libertad y placer el deporte rey del invierno, gracias a su sistema de innivación artificial a lo largo y ancho de sus 56 km de pistas. Panticosa se ha convertido ya de manera fija en uno de los lugares de referencia de los amantes del deporte blanco del esquí. Su encantadora villa, situada en el curso del río Caldarés, es una población acogedora y pintoresca confortable para sus visitantes, con típicas casas de piedra y madera y preciosas callejuelas empinadas y estrechas.

Formigal está rodeada de espectaculares montañas, salpicadas de lagos y con picos de más de 3000 metros de altura, convirtiendo este destino en uno de los más idóneos para practicar todo tipo de deportes de montaña. La estación cuenta con un gran dominio esquiable en 54 pistas principales de diferentes niveles mas dos áreas deportivas, donde destaca el área de velocidad controlada, una zona para niños y debutantes del esquí. Un total de 56 km de pistas que situan a Formigal entre las primeras estaciones de esquí de España. Pero además de sus grandes posibilidades de actividades deportivas como el senderismo y el tradicional esquí –en cualquiera de sus modalidades y snowboard-, Panticosa tiene hueco también para el relax y la calma en su balneario de montaña, vestigio, junto a sus hoteles de lujo, de una época en la que la realeza elegía este lugar como destino vacacional para su temporada de esquí.

La estación de Formigal es una de las preferidas durante el invierno para los esquiadores españoles, que mantiene unas pistas excelentes y siempre aptas con su sistema de innivación artificial para un disfrute total en la nieve. No obstante, en Formigal no sólo la nieve es la única opción de esparcimiento, puesto que después de la jornada de nieve y deporte, la gran oferta de ocio nocturno ya famosa entre los esquiadores, ofrece al visitante un gran ambiente con una completísima red de servicios de todo tipo, tano en la urbanización como a pie de pista, para unas veladas amenas y agradables. Y para el tiempo que no se está en pista o realizando una caminata por sus cumbres, Formigal dispone de boutiques, cafeterías y restaurantes, además de sus servicios habituales como bus blanco para moverse entre pistas, parking, escuela de esquí , alquileres de equipo o taller de reparación.

Alojamientos en Formigal

En Formigal el visitante dispondrá de una oferta amplia de hoteles de toda clase, desde hoteles de lujo con spa hasta hoteles para toda la familia –Hotel La Pardina- y albergues idóneos para grupos de amigos, cercanos a las pistas y con el mejor servicio.