Estrasburgo, viaje a la Europa medieval

13 Mar Estrasburgo, viaje a la Europa medieval

Estrasburgo - TravelgenioEstrasburgo constituye la gran isla medieval de Francia. Un destino que no es desconocido pero  que tal vez sea más emblemática por su imparable actividad cultural, institucional y económica que por su perfil de ciudad histórica y turística. Su área más notable se encuentra en la Gran Isla de Estrasburgo, llamada la “Grande Ile”, una isla fluvial cual la de París en donde se asienta un complejo urbano que resulta ser una reliquia medieval importante.

La principal capital de la zona de Alsacia, situada al este del país, es hoy un destino interesante y muy recomendable para todos aquellos amantes de la cultura y la historia europeas que deseen conocer una ciudad única y sin aglomeraciones turísticas, con una oferta cultural y de ocio muy amplias y todos los equipamientos turísticos y culturales que harán de la visita un gran acierto y una experiencia inolvidable.

Atractivos turísticos de Estrasburgo

El centro histórico de Estrasburgo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a un bello conjunto arquitectónico que concentra toda la actividad turística de la ciudad. Esta Gran Isla donde se ubica el centro histórico es el lugar de máximo interés, repleto de monumentos y edificios medievales como su emblemática catedral, que data del siglo XV y alberga un valiosísimo reloj astronómico, Otros edificios religiosos de hermosa factura como la iglesia d San Esteban o la de Santo Tomás, donde Mozart dejó su imborrable huella, junto a las de San Pedro el Viejo y San Pedro el Joven, son uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Estrasburgo.

Su paisaje urbano civil, repleto de edificios de madera en blanco y negro típicamente renanos, alrededor de la plaza donde se encuentra la catedral y la eminente Maison Kammerzell, sorprenderá al visitante mientras pasea por distinguidas calles medievales como la Rue Merciére, des Dentelles, du Bain aux Plantes, des Juifs, Quai des Bateliers o plazas de factura igualmente medieval como Place du Marché Gayot, du Marché aux Cochons de Lait o Benjamin Zix, que enamorarán por su pintoresquismo y autenticidad, que pueden observarse en la más importante, Plaza de Kléber.

Del Renacimiento también nos ha llegado restos como su Rathaus o Ayuntamiento o la Place Gutemberg y del clasicismo el Palais Rohan, que alberga actualmente tres espectaculares museos de arte. Otras piezas de eminente interés arquitectónico datan ya del Barroco y son el Hospital Civil o el Teatro de ópera, ya del neoclasicismo. Además, su amplio conjunto incluye obras y zonas más modernas que también son interesantes de visitar, convirtiendo a la ciudad de Estrasburgo en un gigante museo vivo de la historia de la arquitectura y del arte de Europa.

Cómo llegar y alojamientos

La mejor manera de llegar a Estrasburgo es tomar un avión hasta su principal aeropuerto, situado al sureste de la ciudad y que conecta con el centro urbano por autobuses que parten cada 30 minutos. Volar a Estrasburgo (SXB) desde España es posible desde los aeropuertos de Madrid, Barcelona y Bilbao, principalmente con la compañía francesa Air France y KLM o Lufthansa.

Otra posibilidad para tomar algunos vuelos Low Cost es la de viajar hasta París para hacer conexión con Estrasburgo por carretera con autobuses, ya que las conexiones son muy buenas y existen transportes que parten cada pocos minutos. Viajar con Ryanair a un precio bajo hasta París Beauvais es una opción recomendable para presupuestos ajustados. Desde allí, el viajero tendrá que tomar otros dos autobuses, el primero hasta la capital francesa y el segundo para llegar a Estrasburgo, siendo una opción que requiere más tiempo pero más económica.