Ruta del vino por Ribera del Duero

19 Mar Ruta del vino por Ribera del Duero

Turismo Enológico - TravelgenioLa Ribera del Duero es sin duda uno de los lugares más perfectos para hacer enoturismo en España, ya que además de sus estupendas bodegas, la región nos ofrece una increíble oferta gastronómica de cocina castellanoleonesa, acompañada de un paisaje excepcional repleto de castillos y hermosos parajes en los márgenes del mítico río Duero.

Hablar de la Ribera del Duero es hablar de vinos de calidad sobradamente conocida y al decidir pasar unos días en este magnífico destino nacional y cercano hay que practicar enoturismo y probar las amplias posibilidades de disfrute que nos ofrece este tipo de visitas, recorriendo regiones que cruzan las tierras de Segovia, Valladolid, Burgos y Soria a través del curso del Duero.

Turismo del vino en la Ribera del Duero

La Ribera del Duero es un lugar ideal para pasar unos días, no sólo disfrutando de sus emblemáticas bodegas y estupendos caldos, sino también por sus pintorescos y entrañables pueblos, que ofrecen al viajero una oferta cultural y de ocio amplias, con sapas, bares y restaurantes, joyas arquitectónicas de origen medieval y hermosísimos paisajes, ya que una de las ventajas del enoturismo es la de realizar un tipo de visita completa y no sólo catar magníficos vinos de la región.

En la Ruta de la Ribera del Duero el visitante puede encontrarse con 57 buenas bodegas, 54 municipios de excepcional interés con toda la oferta que se necesita para disfrutar de la visita, 22 restaurantes con una carta espectacular repleta de la mejor gastronomía de la zona y 5 winebars, dispuestos para que disfrutemos al cien por cien de la estancia. Además, la oferta cultural de la zona del Duero incluye más de una veintena de museos y de centros culturales y de interpretación que nos ayudarán a conocer más profundamente el mundo del vino y su arraigada cultura.

La visita a la bodega incluye un recorrido por sus instalaciones de mano de un experto guía que mostrará al visitante las salas de barricas, los viñedos, los dormitorios de botellas, las salas de cata donde podrán degustar sus excelentes caldos y demás estancias de la bodega. La cata de vinos, al igual que la posibilidad de probar la cocina típica en la bodega,  es una de las novedades añadidas en los últimos tiempos, teniendo en cuenta el excepcional éxito de un tipo de turismo que ha triunfado por su calidad y su alta capacidad de disfrute. Los recorridos por las bodegas de la Ribera el Duero se realizan rodeados por un intenso aroma a madera y a frutos secos, que junto a una luz tenue introduce al visitante en una ambiente cuasi mágico y misterioso que bien vale la pena experimentar.

Vinoterapia en la Ribera y Aranda de Duero

La vinoterapia es una de las experiencias más estimables de una visita enológica a la Ribera del Duero. El cuidado del cuerpo con tratamientos especiales a base de vino y sus derivados puede disfrutarse en los spas de los que dispone cada bodega de la zona. Tampoco nos dejará indiferentes una agradable visita a las bodegas de Aranda de Duero, una de las principales localidades de esta Ruta del Vino, que incluye tras su recorrido por los túneles del siglo XVIII de sus bodegas un estupendo spa con tratamiento especial a base de sus magníficos caldos que relajará al visitante de una manera única. Además, visitar la Ribera del Duero es una opción perfecta para as familias, ya que en esta ruta, los niños tendrán su espacio en el Parque del Románico de San Esteban de Gormaz.