Síndrome de la clase turista: qué hacer para evitarlo

27 Sep Síndrome de la clase turista: qué hacer para evitarlo

Pasajeros vuelo low cost - TravelgenioPoco conocido por la mayoría de la población pero sufrido por los viajeros habituales esta es una alteración causada por el exceso de horas en el avión. No se debe olvidar que viajar a bajas presiones y con cambios bruscos que hacen que en cuestión de unas pocas horas se hayan viajado miles de kilómetros puede acarrear un gran riesgo para el turista habitual en cuanto a cardiopatías se refiere. De hecho, se viene observando desde hace aproximadamente una veintena de años que la incidencia de trombosis en pacientes que viajan habitualmente en trayectos largos es bastante más alta que de las personas que no suelen utilizar este medio.

Información destacable

Según el Médico Jose Domingo García Jimenez del departamento de Neumología del Hospital de Utrera (Sevilla) esta enfermedad tiene una incidencia que varía dependiendo del tipo de paciente y del riesgo y predisposición pero que oscila entre el 3 y el 5%. Es por estas declaraciones científicas por las que se relaciona el síndrome de la clase turista con una grave enfermedad que debe ser tratada para no tener recaídas inoportunas.

Además, en el caso de que genéticamente se padezca de problemas de circulación, tener varices o padecer obesidad son algunas de las desventajas que pueden ocasionar que el paciente se plantee realizar los métodos de prevención en el caso de que quiera viajar con la seguridad de que no llegará a padecer en ningún momento dicha enfermedad.

Tips para evitar padecer el síndrome de la clase turista

Este síndrome que no se encuentra catalogado como trastorno en la DSM IV se puede prevenir en cualquier caso existiendo numerosas vías para que el viajero disfrute completamente de su etapa vacacional.

  • Mens sana in corpore sano. Parece un tópico pero realmente mantenerse saludable en la cotidaneidad es imprescindible para que este síndrome no haga mella. Realizar deporte diariamente así como actividades cardiovasculares, tomar líquidos y llevar una alimentación equilibrada son la base para evitar las afecciones de este tipo.
  • Chequeos mensuales. En estos casos será imprescindible puesto que el riesgo de padecer trombosis es extremadamente más alto que en caso contrario.
  • Paseos durante el viaje. Se recomienda que cada 90 minutos como máximo se pasee por el avión puesto que, aunque pueda parecer una medida exagerada, en un viaje de más de tres horas puede ser nocivo para el organismo.
  • Hidratación. Las bebidas alcohólicas no deben ser una opción cuando se vuele puesto que, en caso de que sea así, se corre el riesgo de padecer aun más deshidratación. El agua será el mejor aliado.
  • Prendas cómodas. Viajar en tren con prendas que no traspiren es más común de lo que parece debido a las tendencias habituales. Sin embargo, en el momento de viajar en avión esto debe evitarse puesto que se corre un gran riesgo a todos los niveles.

En definitiva, este es un trastorno que puede desembocar en graves enfermedades cardiovasculares. Para prevenirlo solo son necesarios unos sencillos pasos que siguiéndose pueden ser suficientes.