Sintra: Destino de mar y montaña en Portugal

29 Mar Sintra: Destino de mar y montaña en Portugal

Viajes a Portugal - TravelgenioLa bella ciudad de Sintra es la joya de la corona de la geografía lusa, situada a unos 30 km al noroeste de Lisboa, en un paraje espectacular entre bosques y montañas elegido por la antigua familia real portuguesa para su residencia de verano. Sintra es sin duda una de las ciudades portuguesas con más encanto y que pasa a ser de obligada visita para los que viajan a su cercana capital, una ciudad que ya antaño fue calificada por el poeta Lord Byron como “el Edén” y que ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad gracias a un espectacular conjunto arquitectónico de eminente valor artístico e histórico y a unos paisajes de excepcional belleza en la geografía del país vecino. Sus hermosas vistas son presa de las miles de estampas fotográficas que los visitantes atrapan cada año en esta zona de Lisboa que ofrece una amplia oferta tanto cultural como de ocio para todo tipo de público. Para aquellos que han elegido visitar Lisboa, Sintra debe ser una parada obligatoria en su itinerario y un destino obligado para aquellos que desean una escapada especial en pareja y digna de disfrutarse, que gracias a su cercanía con España constituye un punto excepcional y una opción perfecta para un fin de semana.

Patrimonio y atractivos turísticos de Sintra

Las viejas ruinas del Castelo des Mouros entrando en la ciudad, levantado por los musulmanes en el siglo VIII y con unas magníficas vistas al océano Atlántico y la inmensidad de la capital lisboeta, dan idea de las bellezas recogidas en la ciudad de Sintra que la han llevado a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el mismo centro de la ciudad se sitúa el Palacio Nacional, con unas características cúpulas cónicas que lo hacen de lejos una pieza perfectamente reconocible y cuyo interior alberga importantes obras de arte que reflejan la historia del país y entre las que se encuentra la composición de azulejos más antigua que se conoce hasta la fecha.

Pero en Sintra es la del Palacio da Pena, situado en lo alto de una colina que domina toda la ciudad, la visita obligada y más espectacular. El palacio es un ecléctico edificio en cuyas fachadas se despliegan elementos arquitectónicos de estilos muy diversos como el gótico, el musulmán, el barroco o el característico modernismo en una amalgama estilística que no puede ser clasificada o definirse desde el punto de vista artístico y que resulta tan llamativa como desconcertantemente hermosa. Se incluye un recorrido por el interior del palacio con visitas a los magníficos jardines, repleto de bellos estanques donde conviven cisnes y que puede ser visitado llegando en un tren turístico que evita al visitante la empinada cuesta que hay que subir hasta el castillo.

Otros monumentos de eminente interés que hay que visitar en Sintra son su Palacio Nacional, el Palacio da Regaleira o Quinta da Regaleira, el Palacio de Seteáis, el Palacio de Monserrate, el Convento dos Capuchos, Palacio de Quelus  el Monumento ao Bombeiro. Pero no todo en Sintra son espectaculares edificaciones de valor artístico, sino que su gran tradición gastronómica encierra en su variada y rica cocina otro de los reclamos de la ciudad, donde se come muy bien, como en el resto de Portugal. Las verdaderas especialidades de esta región son el marisco, el cabrito asado y las queijadas, que son unos deliciosos postres de crema que el visitante tiene la posibilidad de encontrar en todas las pastelerías de la ciudad ya que es muy típico y común producto de regalo.

En cuanto a sus encantos y atractivos naturales, en Sintra son igualmente reseñables las playas cercanas a la ciudad, que son muy valoradas por los amantes de los deportes marítimos como el surf, sobre todo en las tradicionales playas surferas de Macas y Magoito, con unos parajes marinos espectaculares y que merecen la pena de ser visitados. Las propias vistas desde cualquiera de las montañas y colinas donde se yergue alguna construcción mítica de la ciudad son la más hermosa maravilla natural que Sintra ofrece a sus visitantes y que suelen quedar grabadas como estampas en la retina del viajero.

Cómo llegar y alojamiento

La mejor manera de llegar hasta la ciudad de Sintra es viajando en avión hasta su capital, Lisboa. Existen estupendas conexiones para Viajar a Lisboa (LIS) desde muchas ciudades españolas. Desde el aeropuerto de Madrid barajas parten vuelos regulares con las compañías tradicionales Iberia, Air Europa y la portuguesa TAP y la aerolínea de bajo coste EasyJet. Otras ciudades como Barcelona, Málaga, Bilbao o Sevilla tienen vuelos directos con la compañía de bajo coste Vueling Airlines.

Una vez en la capital, si no disponemos de vehículo propio se puede llegar a Sintra desde Lisboa en tren gracias a sus estupendas conexiones ferroviarias, tomando uno de los trenes que continuamente parten desde la estación de Rossio, a un precio realmente asequible para cualquier bolsillo y que, además, cuenta también con conexiones de autobús para los destinos cercanos de Estoril y Cascais, de gran importancia turística y a las que recomendamos viajar. Igualmente, recomendamos barajar la posibilidad de alquilar un vehículo en la capital lusa, que saldrá bastante económico y con el que podremos visitar todas las maravillas naturales y rincones llamativos de la geografía entre Lisboa y Sintra, por la carretera donde el famoso poeta patrio luso Pessoa escribió uno de sus más eminentes poemas.

En cuanto a alojamiento, Sintra cuenta con una buenísima red hotelera de todas las clases –Sintra Bliss House, Casa da Pendoa-, hostales y pensiones –Casa de Hospedes D. María Parreirinha-  y bed and breakfast para los viajeros más jóvenes.