Vacaciones rurales en La Vera de la sierra de Gredos

01 Oct Vacaciones rurales en La Vera de la sierra de Gredos

Casa Rural - Turismo TravelgenioA la falda de la Sierra de Gredos se encuentra la comarca de La Vera, un paraíso a pocos kilómetros de Madrid perteneciente a la provincia de Cáceres y limítrofe con Ávila y Toledo que, gracias a su privilegiado entorno natural y abundante agua, ofrece todos los alicientes necesarios para practicar el turismo rural más completo y disfrutable.

Sus 19 municipios, cuya principal localidad es Jaraíz de la Vera, ofertan alojamiento, gastronomía, tradiciones, monumentos históricos y culturales, y todo tipo de actividades al aire libre para los amantes de la naturaleza. Localizados en la vertiente sur de la sierra, los parajes en los que se envuelven quedan salpicados por múltiples gargantas y arroyos que desembocan en el río Tiétar, por lo que los romanos ya compararon esta zona con los Campos Elíseos.

Pueblos y rincones que visitar

El origen altomedieval de los pueblos que componen La Vera ha dejado huella en algunas de sus plazas más ilustres, sus numerosas fuentes, sus palacios renacentistas, y sus conventos e iglesias. Destaca una llamativa arquitectura popular muy propia de la zona, en la que sobresalen las típicas y pintorescas balconadas.

Rincones como la Plaza Vieja de Madrigal y la Iglesia de San Pedro Apóstol, la Casa de Postas de Garganta de la Olla, la Hermita de Santa Bárbara en el Guijo, el castillo palacio de los Condes de Oropesa en Jarandilla o el propio monasterio de Yuste – retiro del emperador Carlos V – reposan junto a yacimientos como la Necrópolis del Cardenillo o el castro celta en el Raso de Candeleda y el puente romano junto a la garganta Alardos.

Disfrutar de la naturaleza en La Vera

Esta comarca, rica en agua y vegetación, se encuentra plagada de hermosas gargantas, muy próximas entre sí, donde poder disfrutar dándose un refrescante baño en época estival, o contemplando la belleza y exuberancia de su emplazamiento durante el invierno con las graníticas cumbres nevadas del pico Almanzor de fondo, ya que, en La Vera, la naturaleza está en permanente eclosión y cambio. Su microclima es propicio para que cerezos, robles y castaños desplieguen su colorido dando sombra a los caminos que llevan a las gargantas de Alardos, Minchones, Gualtamino, Cuartos, de las Meñas, de las Olla, Cuaternos, Jaranda o de la Hoz, siempre acompañadas de espectaculares arroyos o saltos de agua como la Cascada del Diablo y otros accidentes fluviales, todos accesibles desde Madrigal y Villanueva de la Vera.

La visita a esta comarca única recomienda parar en cada uno de sus lugares, dada la alternancia de sus diversos paisajes. Para ello podemos realizar distintas rutas naturales, de entre 8 y 10 kilómetros, ya sea haciendo senderismo o a caballo. Partiendo desde el pueblo de Madrigal disponemos de tres: la ruta del Romartín, la ruta del Helechoso y la ruta del Chorro de la Ventera, cuyos recorridos atraviesan los caminos de la sierra entre pinares y castañares, pasando por gargantas, y llegando hasta un impresionante salto de agua de 80 metros con ésta última.

Alojarse en La Vera

Dado el importante desarrollo de la comarca durante los últimos años en el sector turístico, La Vera ofrece al visitante una amplia variedad de alojamientos, desde lo más sencillo y asequible a lo más exclusivo pudiendo elegir entre sus diversos campings, casas rurales, hoteles de todas las categorías o el exclusivo Parador nacional de Jarandilla de La Vera, ubicado en el Palacio de los Condes de Oropesa.