Vacaciones rurales, el regreso a los pueblos españoles

24 Jul Vacaciones rurales, el regreso a los pueblos españoles

Casa Rural - Turismo TravelgenioEl verano es una época de viajes y cultura, de relajación y de pasar tiempo con la familia. En muchos casos, se da la situación de un viaje aparentemente de ensueño que termina convirtiéndose en una serie de contratiempos fruto de la mala organización.

Puesto que no siempre se tiene tiempo de planificar al milímetro un viaje y que tampoco se puede buscar un mediador que haga las veces de organizador, puesto que se sale del presupuesto, la opción de ir de visita por los diferentes pueblos en verano puede atraer numerosas sorpresas, principalmente porque es muy posible que se coincida con fiestas patronales así como con eventos diversos debido a la animación en verano.

Cómo organizar la ruta por pueblos españoles

Obviamente existen infinidad de posibilidades a este respecto. Sin embargo, lo principal es decidir una serie de características que diferenciarán el tipo de viaje dependiendo de varios factores como son:

  • Delimitación del tiempo. Para realizar un viaje en el que se recorra gran parte de la península se debe tener en cuenta que cuando las jornadas son de 7 días resultará más provechoso ceñirse a una sola comunidad autónoma (en el caso de que sea pluriprovincial) o a dos o tres provincias de diferentes comunidades (Cantabria, Asturias, La Rioja). Sin embargo, para aquellos que dispongan de entre 15 y 28 días las posibilidades aumentan hasta el punto de que se puede recorrer prácticamente toda la península.
  • Medio de transporte. Este es un punto clave puesto que dependerá en parte del carácter del viajero. Para aquellos que van en viaje low cost con la mochila a cuestas, lo más económico será apuntarse al plan kilométrico de ALSA en el que por poco menos de 150 euros es posible coger todos los autobuses que se desee durante dos semanas. En el caso de que se quiera viajar en tren, también hay opciones de este tipo. Aquellos que vayan con la familia disfrutarán más llevando su propio coche y pudiendo elaborar la ruta, sin horarios. En el caso de que los turistas prefieran un viaje más cómodo, existen vuelos en Travelgenio a diferentes puntos de la península desde los que se puede alquilar un vehículo y conocer la zona.
  • Alojamiento, mejor hostal. En los pueblos los hostales suelen ser de bastante más calidad que en las ciudades.

Tipos de vacaciones rurales

A continuación se proponen cinco modelos de rutas que de seguro harán las delicias de los visitantes. Estos tipos no son los únicos ni mucho menos, solo propuestas.

  1. Ruta País Vasco – Navarra – La Rioja. Esta ruta es bastante larga. De hecho, resulta apta en toda su plenitud para quienes dispongan de todo el verano. Se inaugura con las fiestas de Pamplona y se va ampliando a las de Vitoria, Bilbao o San Sebastián así como los numerosos pueblos.
  2. Camino de Santiago de pueblos. No hay un modo mejor de conocer el norte de España que elegir la ruta norteña que parte de Irún y llega hasta Fisterra. En el caso de los aventureros que dispongan de 30 días, será una manera de probar la gastronomía de cuatro comunidades diferentes, dormir barato y conocer mucha gente.
  3. Un viaje al interior. Aunque se tiende a pensar que lo único bello está en las costas. Lo cierto es que los pueblos segovianos o burgaleses merecen la pena. La ruta sería desde Burgos, pasando por Segovia y Cuenca hasta llegar a los pueblos toledanos. En verano, especialmente, hay fiestas en diferentes lugares.
  4. Levante, la tierra prometida. Es uno de los top ten en verano. De hecho, simplemente en los pueblos de Girona ya se pueden pasar dos semanas de sol, playa y cultura sin problemas.
  5. Andalucía y Murcia. Las alpujarras de Granada, la Manga murciana, el cabo de gata, Algeciras o el Doñana son algunas de las propuestas sureñas.