Visita la ciudad de Estocolmo por muy poco

27 Dic Visita la ciudad de Estocolmo por muy poco

Suecia no es un país barato y tampoco busca tener fama de ello ya que la mayoría de sus atractivos turísticos se concentra en sus museos y en el centro histórico. No esperes que vas a probar manjares de otro mundo en Estocolmo (más allá de sus deliciosos ahumados que son una de las delicias nacionales) ni que vas a vivir la vida nocturna de tu vida porque, definitivamente, no va a ser así. Sin embargo si que puede ser posible disfrutar a lo grande de una visita a Estocolmo por menos de lo que imaginas. Para ello solamente tendrás que atender a algunas de las propuestas de bajo coste que en todas las capitales europeas se barajan y que pueden hacer que tu viaje tenga un presupuesto mucho más asequible.

5 ideas para visitar Estocolmo sin gastar demasiado

#1.Alojamiento compartido y Hostels: Si hay una manera de ahorrar en los países nórdicos esa es la opción de elegir un hospedaje compartido. Sucede en el caso de los albergues que ya son ampliamente conocidos entre los viajeros que quieren disfrutar de las ciudades europeas más caras sin tener que gastar demasiado en hospedarse. Y es que Estocolmo es una de las urbes más caras de Europa para encontrar hotel por lo que hay que echarle un poco de imaginación si se quiere ahorrar este gran gasto.

#2.Alimentarse y no morir en el intento: Aunque se suela creer que comer en Escandinavia es caro…si, es muy caro. Eso sí, como en todas las grandes ciudades, Estocolmo está repleta de restaurantes de comida rápida así como de hindúes y restaurantes asiáticos. Ahí el coste se abarata bastante y por unos 4-5 euros por comida puedes pasar los días.

#3.Viaja en primavera o verano: No viajes en invierno. ¿Por qué? Básicamente porque en los meses invernales en Estocolmo nieva y no tendrás ganas de pasar horas a la intemperie así que tendrás la tentación de entrar a tomar un café y un bollo (gran error porque te puedes gastar el presupuesto en cafés).

#4.Tarjeta turística, ¿Si o no? Al igual que sucede en otras muchas ciudades europeas, Estocolmo cuenta con una tarjeta para el turismo que abarata bastante los museos y el transporte público. Para un solo día puede que no te compense pero si pretendes viajar un fin de semana completo es muy probable que le saques un gran rendimiento.

#5.Fika o no fika: ¿Sabías que en Estocolmo tienen un nombre para la pausa que se produce para tomar café? Muy similar al concepto de hora del té en Gran Bretaña, encontramos la hora del fika en la que es habitual quedar al aire libre en verano o en una cafetería en invierno para relajarse. Se trata de una interesante tradición que se extiende al ámbito laboral y, de hecho, es común realizar este ritual para disfrutar de una agradable taza de café. Si viajas, no te puedes perder esta tradición y menos aún si lo haces en verano.